Actualidad

El impacto de los problemas para importar hace bajar un 3,6% la industria en septiembre

En septiembre la actividad industrial registró una suba de +4,9% i.a., desacelerándose respecto de los meses anteriores. En tanto, registró una caída de -3,6% mensual respecto del mes de agosto (sin estacionalidad), en gran parte como consecuencia de problemas de abastecimiento de insumos y algunas paradas de planta.

A nivel sectorial, 11 de los 12 sectores que componen el IPI CEU sostuvieron las subas interanuales en el mes de septiembre. El sector de Caucho y Plástico fue el único que se contrajo.

Durante el mes, se destacó la suba del sector Automotor (+19,9% i.a.), en el que traccionaron tanto las ventas al mercado interno como las exportaciones. No obstante, el sector se vio afectado durante el mes por el abastecimiento de neumáticos. Otro sector que marcó una suba fue la producción Metalmecánica, con un alza de +7,2%, registrando subas en la gran mayoría de los subsectores.

El resto de los sectores, si bien registraron subas interanuales, evidenciaron un menor dinamismo respecto de los meses anteriores. Uno de ellos fue el sector de Minerales no metálicos (+4,5% i.a.), que si bien fue impulsado por los despachos de cemento, desaceleró su ritmo de expansión. Le sigue Refinación de Petróleo (+4% i.a.) y Metales Básicos, que marcó un alza de +3,4% i.a. Este último registró un comportamiento dispar, con una suba en la producción de aluminio aunque una caída en la producción de acero.

Otros sectores registraron subas menores, como fue el caso de Alimentos y Bebidas, que marcó un incremento interanual de +1,1% i.a. Al interior de este sector se observó una situación heterogénea: registró alzas principalmente en algunos rubros como café y en menor medida chocolates y pesca. En cambio, otros rubros registraron peores desempeños, como el caso del té y la molienda de oleaginosas. En una situación similar se encuentra la producción de Papel y Cartón, que desaceleró la suba (+0,6% i.a.), con un menor impulso de papel para embalaje. En tanto, Sustancias y Productos Químicos registró una magra suba de +0,2% i.a., con una situación dispar al interior. En particular, la producción de Productos Farmacéuticos se contrajo un -1% i.a.

Por último, el sector de Electrónicos registró una caída de -12,8% i.a., traccionado a la baja por la producción de celulares.

Los datos disponibles de octubre muestran una situación dispar. Si bien algunos indicadores de producción siguen mostrando subas interanuales, los indicadores asociados a la construcción registran caídas. En tanto, la demanda de energía eléctrica de Grandes Usuarios Industriales se observa relativamente estable (+1,1% i.a.).

En cuanto al comercio exterior, si bien septiembre registró un superávit en el saldo comercial de bienes (414 millones de dólares), esto no alcanzó para compensar los tres meses consecutivos de déficit registrados anteriormente. Las exportaciones se contrajeron por segundo mes consecutivo (-2,2% i.a.), mientras que las importaciones se incrementaron un +18,8% i.a., traccionadas principalmente por las importaciones de energía.

Para los próximos meses el escenario es desafiante. El déficit del saldo comercial volvió a generar preocupación sobre las reservas del BCRA, en un marco de mayores restricciones sobre las importaciones. Esto está impactando sobre la producción y las perspectivas para el último trimestre.

A ello se suma la aceleración de los costos , con niveles de inflación por encima del 6% durante los últimos cuatro meses. Las subas en las tasas de interés comienzan a mostrar un impacto negativo en el financiamiento del sector privado: en octubre, se contrajo -12,7% i.a. en términos reales, acelerando la caída respecto a los meses anteriores.

De cara a los últimos meses del año, la actividad industrial estará condicionada por el devenir del contexto macroeconómico, el abastecimiento de insumos y el acceso al crédito.